Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Los genes a los bioproductos

Los seres vivos, animales, vegetales y microorganismos, pueden transformar y producir por sí mismos, por sus células o por sus componentes, infinidad de productos y sustancias de interés industrial, de un modo mejor a cómo serían obtenidos o transformados por métodos químicos tradicionales

Los seres vivos, animales, vegetales y microorganismos, pueden transformar y producir por sí mismos, por sus células o por sus componentes, infinidad de productos y sustancias de interés industrial, de un modo mejor a cómo serían obtenidos o transformados por métodos químicos tradicionales. Por otra parte, la materia viva o sus componentes también pueden ser utilizados por el hombre en base a sus características especiales. Por ello, aunque la biotecnología no sea por ella misma una ciencia nueva (basta recordar las tecnologías de la producción del pan y del vino), sí es quizá una de las ramas científicas de más pujanza en la actualidad y su influjo puede afectar de un modo determinante a nuestra sociedad y civilización actual y futura.
 
Las posibilidades que las técnicas biológicas e incluso el propio material genético, ADN, ofrecen en el terreno sanitario, industrial, agrícola, energético, ecológico y analítico son de una gran importancia. Se pueden considerar como meros primeros pasos balbuceantes de recién nacido algunos de los logros más espectaculares ya conseguidos: intercambios y manipulación de material genético, obtención de proteínas, hormonas, vacunas mediante fermentaciones con bacterias convenientemente transformadas, utilización industrial de enzimas, la tecnología de los anticuerpos monoclonales, mejora genética de organismos vivos, etc.
 
En los próximos días, del 10 al 13 de junio, se podrá comprobar que la situación de la biotecnología en España es relativamente buena, con ocasión de celebrarse en Murcia el BIOTEC-90, tercer congreso nacional de biotecnología, en el que junto a la intervención de centenares de investigadores españoles se anuncia la presencia de varias decenas de los principales biotecnólogos mundiales, especialmente europeos, procedentes del Reino Unido, Francia, Alemania, Suecia, Holanda, etc. Precisamente tres de ellos van a desarrollar las conferencias plenarias.
 
El Dr. Salamini, del Max-Planck-Institut, expondrá la situación actual de los avances tecnológicos en la mejora genética de plantas con aspectos tales como la obtención de variedades más resistentes a la sequía, a la infección por virus o que produzcan proteínas de mejor calidad. El Dr. Patarroyo, colombiano, propuesto para el premio Nobel de Química del presente año, examinará los excelentes resultados contra la malaria obtenidos en Colombia con la primera vacuna sintética producida por él mismo y su equipo. El Dr. Thomas, de la Universidad Francesa de Compiegne, trata rá de los aspectos biotecnológicos más interesantes de las enzimas.
 
La amplitud y diversidad de la biotecnología se distribuye en quince simposios diferentes, así como en varias sesiones monográficas y mesas redondas, aparte de más de un centenar de trabajos presentados en forma de paneles gráficos. Entre los temas generales figuran los de tecnología biomédica, enfermedades víricas y biotecnología, manipulación genética de microorganismos de interés industrial, bioproductos, bioseguridad, biotecnología vegetal, cultivos in vítro y mejora de. vegetales, biotecnología del envejecimiento y maduración de frutos, cultivo de microalgas, enzimas en la industria agroalimentaria, depuración biológica de aguas residuales, biotecnología ambiental, etc.
 
Como la biotecnología posee una vocación de aplicación industrial, una murciana que en el CDTI de Madrid se dedica a la gestión de la Ciencia aplicada, Milagros Candela, moderará una mesa redonda sobre las relaciones entre el mundo científico y el industrial en la biotecnología. En esa mesa, el director del Instituto de Salud Carlos III tratará sobre los objetivos del Programa Nacional de Biotecnología. Otro tema por el que existe una gran sensibilidad social, como es el del riesgo de la manipulación genética de los organismos, será moderado por Armando Albert, vicepresidente del CSIC.
 
En cuanto a la biotecnología de la región de Murcia, goza de una vitalidad notable y aportará cerca de 50 investigaciones variadas cubriendo aspectos como reactores enzimáticos, reactores anaerobios, hidrólisis de residuos agrícolas, depuración de aguas residuales, modelos de depuración, cultivos vegetales in vítro, proteínas e infección en vegetales, cultivo de microalgas, micropropagación vegetal, resistencia a condiciones ambientales, aromas, biotecnología del queso y del vino, uso de sondas de ADN con fines diagnósticos, etc., lo que da una idea de que bastantes científicos murcianos están trabajando intensamente en campos de gran interés y actualidad, en los departamentos universitarios de Ingeniería Química, Bioquímica, Matemáticas Aplicadas y Estadística, Biología Vegetal, Genética, Tecnología de Alimentos, etc., así como en otros centros e instituciones como el CEBAS, CRIA, e Instituto de Bioquímica Clínica.