Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Del descubrimiento científico al tratamiento médico

Ante el incremento de promesas poco fundamentadas de tratamientos para todo tipo de enfermedades realizados con células madre hay que recordar que el método científico posee unas reglas claras en las que diversas etapas son: la pregunta, la investigación, la hipótesis, la experimentación, el análisis y las conclusiones

Ante el incremento de promesas poco fundamentadas de tratamientos para todo tipo de enfermedades realizados con células madre hay que recordar que el método científico posee unas reglas claras en las que diversas etapas son: la pregunta, la investigación, la hipótesis, la experimentación, el análisis y las conclusiones. En cuanto a la investigación médica en la etapa preclínica se conjuga los hallazgos de la investigación básica con los conocimientos sobre la enfermedad para desarrollar nuevos tratamientos que son probados en cultivos celulares de animales o humanos y en animales. Si los resultados obtenidos son prometedores se puede pasar a la etapa de pruebas experimentales y ensayos clínicos. Las etapas que puede seguir un ensayo clínico se denominan fases. En la primera se evalúa la seguridad, las dosis adecuadas y los posibles efectos secundarios; En la segunda, el número de participantes es mayor y se comprueba la efectividad y seguridad; En la tercera, se comprueba sobre un mayor número de participantes, se comprueba la efectividad, los efectos secundarios, se compara con los tratamientos ya existentes y se recopila toda la información adecuada para el uso del tratamiento; 4. En la cuarta fase se aborda el seguimiento a largo plazo en relación con los beneficios y riesgos para los diversos tipos de poblaciones en los que se puede aplicar.
 
Más en:
 
http://www.bvs.sld.cu/revistas/mgi/vol18_2_02/mgi11202.htm