Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Exitrones

Este nuevo término biológico acaba de ser sugerido por científicos austriacos en un artículo publicado en la revista Genome Biology y, sin duda, habrá que tenerlo en cuenta a partir de ahora

Este nuevo término biológico acaba de ser sugerido por científicos austriacos en un artículo publicado en la revista Genome Biology y, sin duda, habrá que tenerlo en cuenta a partir de ahora. ¿De qué se trata?.

Nuestro material genético se localiza en los cromosomas, donde existen regiones no codificadoras (la mayor proporción, erróneamente denominadas ADN basura antes de que conociese su importante papel en la regulación y control genéticos) y de regiones codificantes o genes (aproximadamente un 2% del material total).

A su vez, los genes en los eucariotas como los humanos, poseen unas regiones denominadas exones y otras denominadas intrones. Cuando la información del gen, ADN, se transcribe en forma de un transcrito primario de ARN, en ese transcrito están presentes las secuencias tanto de las zonas de exones como las de los intrones. Mientras los exones son porciones que codifican o especifican aminoácidos, los intrones no contienen información genética, y separan físicamente a los exones entre sí. Por ello, cuando el transcrito primario de ARN se transforma en ARN maduro las zonas correspondientes a los intrones desaparecen. Estas secuencias intrónicas no contienen información propiamente dicha que de lugar a la proteína, sin embargo son importantes funcionalmente, puesto que en parte son responsables por ejemplo, del “barajado” de los exones.

Hasta ahora ahí nos quedábamos. ¿Qué son los nuevos conocidos exitrones?. Serían definidos como intrones situados en el interior de exornes codificantes que, cuando se retienen, mantienen el potencial codificador de proteínas del transcrito de ARN. Tienen propiedades que los distinguen de los intrones “clásicos”.

Así, los transcritos de ARN que contienen exitrones retenidos se exportan desde el núcleo hasta el citoplasma y se traducen de manera que los empalmes exitrones afecta a las características de proteínas, Por contra, las transcripciones que poseen intrones convencionales retenidas, en lugar de exitrones, se reconocen son como procesados de forma incompleta y retenidos en el núcleo, con el resultado de que al no exportarse al citoplasma celular no se realiza la síntesis proteica.

En resumen: el conocimiento de los genes aun nos depara algunas sorpresas

Más en:

http://goo.gl/mUCCDC

http://goo.gl/7XMqs0