Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Política contra ciencia

Dirigidos por  Sergio Sánchez Moral, del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC), científicos españoles han catalogado y analizado la distribución de los diferentes microorganismos existentes en la cueva de Altamira y su fragilidad, recomendando que las cuevas sean preservadas de los visitantes pues “cualquier accidente o introducción de materia orgánica por parte de los visitantes podría dar lugar a un brote de hongos que llegaría a cubrir las pinturas”. En junio de 2010 la ministra de Cultura, Gonzalez-Sinde y el entonces presidente de Cantabria, Revilla, expresaron el deseo de su apertura al público, que constituiría un impulso económico para la zona.

Más en: http://www.ijs.speleo.it/pdf/72.592.39(1)_Jurado.et.al.pdf