Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Resistencia

Un equipo de investigadores de la Universidad de Neuchâtel ha demostrado por primera vez en un artículo publicado en la revista Plant Physiology que la estimulación de las defensas naturales de una planta también puede aumentar la capacidad de resistencia de la enfermedad en sus descendientes, es decir, que la resistencia se hereda. Las sustancias que utilizaron para estimular las defensas son inofensivas para el medio ambiente y sencillas de aplicar. Los tratamientos no actúan directamente sobre los genes, sino en sus cercanías, modificando epigenéticamente su regulación. Como el fenómeno es heredable, pero reversible, y constituye  una estrategia muy prometedora para una agricultura sostenible que respete el medio ambiente.

Más en:
http://www2.unine.ch/nccr/page-24288_en.html