Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Un buen marcador tumoral para detección y seguimiento de tumores cerebrales

Un equipo científico español que ha estado trabajando sobre el tema en los últimos 20 años lo han descubierto, caracterizado y desarrollado un kit analítico con esa finalidad, que será comercializado en breve plazo

Un buen marcador tumoral para detección y seguimiento de tumores cerebrales
Un equipo científico español que ha estado trabajando sobre el tema en los últimos 20 años lo han descubierto, caracterizado y desarrollado un kit analítico con esa finalidad, que será comercializado en breve plazo.
 
Los científicos españoles están ligados al Grupo y a la Fundación de Investigación HM Hospitales. HM Hospitales es un grupo hospitalario privado con más de una decena de centros en España, que ocupa el segundo puesto nacional por actividad asistencial a nivel nacional, contando con un excelente departamento de I+D+i. La Fundación de Investigación HM Hospitales es una entidad sin ánimo de lucro, constituida en el año 2003 con el objetivo principal de impulsar y gestionar el desarrollo de una I+D+i biosanitaria, útil para el paciente y el profesional (traslacional) y que contribuya a la aplicación clínica de nuevas tecnologías y productos para el diagnóstico, la prevención y el tratamiento de las enfermedades, con el objetivo de practicar una Medicina Personalizada.
 
El Dr. Cristóbal Belda Iniesta, oncólogo murciano que cursó sus estudios en la Facultad de Medicina de Murcia, es el director de I+D+i y el director ejecutivo de la Fundación HM Hospitales, habiendo tenido un gran protagonismo en la investigación que comentamos.
 
En el mundo se diagnostican cada año en el mundo unos 170.000 tumores cerebrales, de los cuales casi 80.000 corresponden al blastoma, que tiene un pronóstico muy negativo. Se trata de tipos de cánceres con una elevada mortalidad y en los que menos avances ha habido en los últimos 20 años. En España, en el año 2015 se diagnosticaron más de 4.000 nuevos casos. Se trata de un tipo de cáncer causado por la malignización de células precursoras (células madre). En el caso concreto del glioblastoma su incidencia es la de unos 3 casos por 100.000 personas y el arsenal terapéutico no es muy positivo, con una mediana de supervivencia de aproximadamente 14 meses.
 
En general, como señalaba en una reciente entrevista el Dr. Belda, la detección de mutaciones genéticas en muestras sanguíneas está permitiendo identificar las características de algunos tipos de tumores, como complemento a otros sistemas como las biopsias, los TAC o las resonancias y permite obtener una información muy valiosa que no es tan invasiva como otras pruebas, por lo que también puede servir de seguimiento de la evolución de la enfermedad y la efectividad de sus tratamientos.
 
El gen IDH1, localizado en la porción cromosómica 2q33, codifica una enzima (isocitrato deshidrogenasa), que cataliza la carboxilación oxidativa de isocitrato a alfa-cetoglutarato,  lo que resulta en la reducción de NADP  a NADPH y en la porción cromosómica 15q26, otra enzima similar, la IDH2, juega el mismo papel, pero localizada en las mitocondrias. La mutación IDH1/2 hace disminuir la cantidad de NADPH necesario para la protección celular contra el estrés oxidativo y produce una disminución en alfa-cetoglutarato que degrada HIF-1-alfa (subunidad 1 alfa del factor inducible de hipoxia), promotor del crecimiento tumoral y la angiogénesis. En resumen, que la mutación o no funcionamiento adecuado del gen IDH favorece el crecimiento tumoral ya que reduce la cantidad de alfacetoglutarato y el alfacetoglutarato induce la apoptosis (suicidio celular de las células cancerosas) y la supresión tumoral.
 
Casi todos los tumores vierten al torrente sanguíneo parte de su material genético, de tal forma que teóricamente sería posible encontrar marcadores genéticos de los genes alterados causantes del tumor, pero hasta la fecha, por dificultades técnicas, ello era casi imposible en los tumores cerebrales.
 
Las mutaciones en IDH están presentes en ciertos gliomas y glioblastomas por lo que el conocimiento del estatus del IDH1 sería de gran valor diagnóstico y tiene, además, relevancia clínica y podría emplearse como marcador diagnóstico y como marcador de buen pronóstico de los pacientes con glioblastoma, más aún teniendo en cuenta el rápido impulso que están teniendo los nuevos sistemas de tratamientos inmunoterápicos personalizados en los pacientes de cánceres.
 
Los investigadores españoles han sido capaces de desarrollar un test sanguíneo con esas características, que identifica en sangre fragmentos de ADN del tumor cerebral, específicamente los del gen IDH-1, lo que permitirá realizar la detección precoz de tumores cerebrales y el seguimiento de su evolución mediante una sencilla punción lumbar, mientras que actualmente la muestra del tumor cerebral se obtiene a partir de una biopsia tradicional, un procedimiento que es muy complejo y agresivo para el paciente y que no siempre puede realizarse debido a la difícil accesibilidad del área afectada. Como señalan los investigadores “La importancia de este hallazgo tiene que ver con el tratamiento actual, pero también va a permitir diseñar terapias individualizadas y es un modelo para investigar y desarrollar nuevos marcadores en el cerebro” y según el Dr. Víctor González Rumayor, director de I+D en Atrys, “evaluar diferentes alteraciones moleculares durante el curso de la enfermedad será determinante para establecer una dinámica en la aparición de nuevas sensibilidades y resistencias, y para decidir la aplicación de los tratamientos más adecuados para los pacientes”.
 
Para conseguir una aplicación práctica clínica, HM Hospitales, la Fundación de Investigación HM Hospitales y la compañía de diagnósticos y tratamientos oncológicos Atrys Health han firmado un acuerdo para el desarrollo industrial en los próximos tres años de un kit de diagnóstico, que se denominará “Glibioliquid“. Este proyecto ha sido financiado por el Ministerio de Economía y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional con una ayuda de más de 600.000 euros y, por su parte, HM Hospitales ha invertido más de un millón de euros en el proceso de investigación y desarrollo de la patente.
 
Más en:
 
https://goo.gl/O9bsCg