Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

La alfabetización en salud (HLS-EU)

Con independencia de los actuales avatares económicos la construcción de una Europa más común sigue avanzando a través de las iniciativas y proyectos europeos. Hoy nos vamos a referir al HLS-EU, iniciales de European Health Literacy Survey, que abreviaremos y traduciremos con la expresión Alfabetización en Salud, coordinado desde la Universidad de Maastricht. Cuenta con ocho socios europeos, entre ellos uno español, la Universidad de Murcia, concretado en el equipo dirigido por la profesora María Falcón y sus colaboradores, de la unidad de Medicina Legal de la Facultad de Medicina y el Decano de la Facultad de Psicología. A fin de definir los objetivos y coordinar los esfuerzos acaba de celebrarse en Bruselas, con más de 150 participantes, la correspondiente European Health Literacy Conference.

La alfabetización en salud (HLS-EU)
Ilustración :: ÁLEX

ALFABETIZACIÓN EN SALUD

Existen diversas definiciones sobre este término. La adoptada por el proyecto HLS-EU nos dice que: “La alfabetización en salud se basa en la alfabetización general y engloba las motivaciones, los conocimientos y las competencias de las personas para acceder, entender, evaluar y aplicar la información sobre la salud en la toma de decisiones sobre la atención y el cuidado sanitario, la prevención de enfermedades y la promoción de la salud para mantener y mejorar la calidad de vida a lo largo de ésta”.

Sabemos que usualmente el interés de toda la población por conocer más sobre su salud y asistencia sanitaria es muy muy grande pero hemos de ser conscientes de que son pocas las personas expertas en salud, por lo que los profesionales han de esforzarse en ofrecer a la población una información de fácil acceso y comprensible para cualquier persona.

Esto es de especial importando considerando que, por ejemplo, existe un creciente interés entre la población por aprender más sobre las medicinas que toman y por participar de una manera más activa en los tratamientos que reciben. Por ello, debemos  capacitar a los ciudadanos a entender cuál es el verdadero valor de los medicamentos,  pruebas y tratamientos, así como a que sean capaces de hacerse cargo de su propia salud en calidad de cogestores. Concretamente, la alfabetización en salud juega un papel fundamental en la gestión de las enfermedades crónicas y proporciona una ayuda inestimable para favorecer un cambio dirigido a la aplicación de estrategias más preventivas ante las enfermedades.

PLANTEAMIENTO

Hoy día existe una enormidad de datos a nuestra disposición y es precisamente el acceso a esa gran cantidad de datos lo que hace que su relevancia, fiabilidad y calidad sea un tema de interés y discutible. Por ejemplo, es enormemente significativo que la información ofrecida por el New York Times en una semana sea superior a toda la información a la que tenía acceso una persona durante toda su vida en el siglo XVIII.

En el caso de la salud el problema este problema se agudiza. La distinción entre lo cierto o erróneo de la información sobre la salud depende en gran medida de las capacidades del  individuo, lo que hace que la alfabetización en salud  constituya necesidad básica. Hoy, más que nunca, la gente necesita tener acceso a fuentes de información fiables y entendibles.

¿Cómo afecta a Europa el problema de la alfabetización en Salud?. La respuesta la conocemos a través de una encuesta realizada dentro de este proyecto HLS-EU. A través de un cuestionario se evaluó la alfabetización en salud englobando aspectos relacionados con la atención y el cuidado, la prevención de la enfermedad y la promoción de hábitos saludables, clasificándola en grados de inadecuada, problemática, suficiente y excelente. En el 11.83% de los europeos encuestados la alfabetización era deficitaria, mientras que un 34.47% tenía una calificación de problemática, lo que significa que un 46.3% de europeos presenta limitaciones en su alfabetización en salud, es decir, uno de cada dos europeos tiene una alfabetización en salud limitada.

Las diferencias, además, fueron considerables entre los 8 países europeos participantes:   los Países Bajos destacan por sus buenos resultados (sólo un 1.6% de alfabetización inadecuada y un 25.7% de alfabetización problemática), mientras que España aunque es el segundo país con menores porcentajes de alfabetización inadecuada (7.3%), posee el triste privilegio de ocupar la cabeza en alfabetización problemática, con un 49.8%, y se coloca con Austria y Bulgaria por debajo de la media global en alfabetización adecuada. Es decir, pocos españoles son totalmente analfabetos en salud, pero para un gran porcentaje nuestro grado de alfabetización en salud es escaso.

Por todo ello la Comisión Europea estimula la existencia y buena marcha del proyecto HLS e iniciativas como el lanzamiento en próximas fechas, a través de Internet, de una enciclopedia del tipo wikipedia con el nombre "La Salud en Europa: Interfaz de Información y Datos", cuya abreviatura será "HEIDI". Esta herramienta servirá de ventanilla única en materia de información y datos sobre la salud en Europa, y será actualizada por expertos en salud pública, la comunidad científica, la sociedad civil y las autoridades de cada país. Se pretende que la información sobre la salud ofrecida  sea de fácil acceso, fácil utilización y fácil comprensión para todo el mundo.

ACCIONES

El propósito global del proyecto HLS es el de establecer una Red Europea de alfabetización en salud, a través de cuatro objetivos: 1. Contar con un instrumento adecuado que permita medir la alfabetización en salud en Europa; 2. Cuantificar por primera vez los datos de alfabetización en salud en los países europeos y ofrecer indicadores para una vigilancia tanto a nivel nacional como de toda la UE;  3. Realizar una evaluación comparativa de la alfabetización en salud en los distintos países europeos; 4. Crear Órganos Consultivos Nacionales en los países que participan en el estudio y documentar las diferentes estrategias de valoración de acuerdo con las prioridades y estructuras nacionales.

Para conseguirlo el Proyecto Europeo de Alfabetización en Salud 2009-2012 exige iniciar y fomentar actuaciones, políticas e investigaciones de alfabetización en salud y ha hecho una variada relación de recomendaciones dirigidas a los diversos estamentos e instituciones europeos.

Para coordinar y fomentar las actividades el proyecto HLS creó a finales del año 2010 el Health Literacy Europe una red de profesionales europeos al que en un año se han adscrito más de 125 miembros coordinados por el  departamento de salud internacional de la Universidad de Maastricht desarrollando iniciativas como boletines informativos, eventos y otras plataformas de intercambio de conocimiento.

Más en:

http://inthealth.eu/research/health-literacy-hls-eu/