Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

La salud del mundo, y de España, mejoran

La esperanza de vida en el mundo se incrementa, pero ¿lo hace también la calidad de vida, los años de vida saludable? Con el patrocinio de la Fundación Bill y Melinda Gates varios centenares de expertos mundiales de los proyectos GBD 2913, DALYs y HALE...

La salud del mundo, y de España, mejoran
La esperanza de vida en el mundo se incrementa, pero ¿lo hace también la calidad de vida, los años de vida saludable? Con el patrocinio de la Fundación Bill y Melinda Gates varios centenares de expertos mundiales de los proyectos GBD 2913, DALYs y HALE, acaban de publicar en la revista Lancet una extensa investigación (46 páginas), al respecto. GBD (Global Burden of Disease Study) se podría traducir por estudio sobre la carga global de enfermedad, DALYs (Disability-Adjusted Life Years) por años de vida con discapacidades y HALE (Healthy Life Expectance) por expectativa de años de vida saludable.
 
¿Cuáles han sido los resultados más destacables del extensísimo estudio realizado?  A nivel mundial en el periodo 1990 a 2013, la esperanza de vida al nacer ha seguido aumentando, concretamente 6,2 años, desde un valor medio de 65,3 años en 1990 a 71,5 años en 2013. También lo ha hecho el HALE, o expectativa de vida saludable al nacer, en 5,4 años, desde 56,9 años (a 62, 3 años, mientras que el DALYs o años de vida con discapacidad se redujo un 3 ,6%.
 
En los desórdenes transmisibles, maternales, neonatales y trastornos nutricionales, las cifras globales de DALYs también han disminuido entre 1990 y 2013, mientras que para las enfermedades no transmisibles las tasas de se han mantenido casi constantes, pero se han incrementado para las enfermedades no transmisibles más específicas, incluidas las enfermedades cardiovasculares y las neoplasias, además de dengue, trematodos transmitidos por los alimentos, y la leishmaniasis.
 
En 2013, las cinco principales causas de los años de vida con discapacidades fueron enfermedad isquémica del corazón, infecciones respiratorias bajas, enfermedad cerebrovascular, dolor de espalda y cuello, y las lesiones de tráfico.
 
En el trabajo se discute la posible influencia sobre los datos obtenidos de muchos factores que podríamos denominar determinantes sociales de la salud. Uno de esos condicionantes de la salud son los determinantes biológicos hacen, que referencia a la herencia genética de las personas, también conocida como “programación biológica” o “capital de salud”. Las determinantes ambientales también tienen un rol fundamental en el curso de vida y producen un efecto acumulativo sobre la salud, que se manifiesta en la adultez y la vejez. Este determinante contempla factores tan diversos como la vivienda, el entorno urbano, la movilidad, el acceso a servicios de agua potable y redes de saneamiento, la exposición a contaminantes o las condiciones en las que se desarrolla el trabajo. Los determinantes económicos tienen una implicación directa en la salud, porque se manifiestan en las posibilidades de acceso a toda una serie de bienes y servicios que se relacionan con la producción de salud, como una alimentación suficiente y adecuada, el acceso a la educación, una vivienda digna, la atención socio-sanitaria y las condiciones de trabajo. el contexto socio-cultural es otro determinante que afecta la salud de las personas en todas las etapas de su vida. La cultura de una sociedad incluye sus hábitos cotidianos, sus estilos de vida, sus costumbres, sus creencias religiosas,etc.
 
Volviendo a las cifras, algunos valores concretos de España, de la esperanza de vida al nacer y de la expectativa de años saludables, comparados con la media mundial (entre paréntesis) son:
 
1990
 
Esperanza de vida varones:          73,33   (63,01)                               HALE varones:      63,89 (55,40)
 
Esperanza de vida mujeres:          89,57 (67,68)                                HALE mujeres:     68,88 (58,51)
 
 
 
2013
 
Esperanza de vida varones:          78,97   (68,80                                HALE varones:   68,40    (60,59)
 
Esperanza de vida mujeres:          84,43   (74,29)                                HALE mujeres:  71,83     (64,13)
 
Solamente Andorra y Japón poseen valores de HALE superiores a 70 años para los varones, mientras que para las mujeres ese mismo valor es superado por más de 40 países.
 
¿Cómo seguir mejorando la salud en el mundo? En 2010, un total de 79 países destinaron a la asistencia sanitaria menos del 10% del gasto gubernamental, y según la OMS, en su último informe sobre la salud en el mundo, el principal objetivo debe ser conseguir una cobertura sanitaria universal. El objetivo de la cobertura sanitaria universal es asegurar que todas las personas reciban los servicios sanitarios que necesitan, sin tener que pasar penurias financieras para pagarlos. Para que una comunidad o un país pueda alcanzar la cobertura sanitaria universal se han de cumplir varios requisitos, a saber:
 
• un sistema de salud sólido;
 
• un sistema de financiación de los servicios de salud;
 
• acceso a medicamentos y tecnologías esenciales;
 
• personal sanitario bien capacitado.
 
Pero La cobertura sanitaria universal —junto con el pleno acceso a servicios de calidad en materia de promoción de la salud, prevención, tratamiento, rehabilitación, cuidados paliativos y protección contra los riesgos económicos— no puede alcanzarse sin los datos científicos que proporciona la investigación.
 
La investigación es un instrumento poderoso para resolver una amplia gama de interrogantes acerca de cómo conseguir la cobertura universal, y proporciona respuestas para mejorar la salud, el bienestar y el desarrollo del ser humano.
 
Y ya, el 12 de diciembre de 2012, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó por unanimidad una resolución en la que se destacaba la importancia fundamental de la salud para el desarrollo internacional. En dicha resolución, se insta baa los gobiernos a adoptar medidas para garantizar a todos el acceso a servicios de salud asequibles y de calidad.
 
Más en:
 
http://goo.gl/tgUwK9