Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Vacas locas

Para la ganadería inglesa la encefalopatía espongiforme bovina, las epidemias de vacas locas ha sido una catástrofe

Para la ganadería inglesa la encefalopatía espongiforme bovina, las epidemias de vacas locas ha sido una catástrofe. Ahora se añade otra preocupación al comprobarse que es posible el contagio de los cerdos alimentados con cerebros infectados, por lo que podría extenderse el riesgo a la salud humana. El Ministerio de Agricultura del Reino Unido inmediatamente ha extendido la prohibición ya existente del consumo humano de cerebros bovinos infectados, cubriendo la prohibición a cualquier alimentación animal.