Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Sangre

Las dos alternativas más prometedoras para sustituir a la sangre humana parecen ser la de fabricar hemoglobina sintética por técnicas de ingeniería genética o la de utilizar ciertos derivadosfluorocarbonadosemulsionados

Las dos alternativas más prometedoras para sustituir a la sangre humana parecen ser la de fabricar hemoglobina sintética por técnicas de ingeniería genética o la de utilizar ciertos derivadosfluorocarbonadosemulsionados. En cuantoa la hemoglobina, por su complejidad y problemas científicos y técnicos que conlleva, previsiblemente no estará disponible por ingeniería genética hasta dentro de unos años. Respecto a los derivados f!uorocarbonados, los japoneses ya comercializan el Fluosol, permitido paraciertos tratamientoscardiológicosmuyespecíficos, peroBoehringerIngelheim y una empresa americana han comenzado a producir unaemulsióndeBPFO(bromuro perfluorooctil) que reclaman que es 5 veces más eficaz en transportar el oxígeno.