Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Una vacuna contra el antrax

Todos recordamos las alarmas sobre el bioterrorismo por el posible o demostrado uso de cepas de ántrax. Las esporas de B. anthracis se han investigado como agentes de guerra biológica, y fueron sido usadas en ataques con carbunco en 2001

Todos recordamos las alarmas sobre el bioterrorismo por el posible o demostrado uso de cepas de ántrax. Las esporas de B. anthracis se han investigado como agentes de guerra biológica, y fueron sido usadas en ataques con carbunco en 2001.
 
El carbunco, o ántrax (en inglés) es una enfermedad contagiosa, aguda y grave, que puede afectar al hombre y es causada por el bacilo Gram positivo Bacillus anthracis, un anaeróbico facultativo y esporogénico que se encuentra en el suelo.
 
Algunas formas de ántrax no son graves pero el carbunco pulmonar es letal en la mayoría de los casos.
 
Ahora, se acaba de anunciar por la F ood and Drug Administration (FDA) la aprobación de una vacuna contra el ántrax usando la conocida como “Regla de los Animales”, que permite la aprobación sin pruebas clínicas en humanos, sobre la base de las pruebas realizadas con animales cuando ocurra que los estudios en humanos no son éticos o posible.
 
La FDA anunció el pasado 23 de noviembre que la vacuna, llamada BioThrax, se puede utilizar tras la exposición al Bacillus anthracis, la bacteria que causa el ántrax.
 
Ek BioThrax ya fue aprobado inicialmente en 1970 para prevenir el ántrax antes de la exposición a la bacteria. La vacuna se prepara en Michigan por la empresa Emergent BioDefense Operations Lansing.
 
Más en:
 
http://emergentbiosolutions.com/