Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Virus Zika. ¿Por qué una EPSI?

Así fue declarada, una emergencia pública sanitaria internacional (EPSI), el pasado 1 de febrero por el Director General de la Organización Mundial de la Salud

Virus Zika. ¿Por qué una EPSI?
Así fue declarada, una emergencia pública sanitaria internacional (EPSI),  el pasado 1 de febrero por el Director General de la Organización Mundial de la Salud. La decisión no fue en absoluto personal. Fue el resultado de las recomendaciones elaboradas por un Comité de Emergencia especializado, así como por diferentes expertos consultados elegidos por los diferentes Estados miembros de la OMS, tal como lo relatan en un artículo que aparecerá en la revista Lancet el 20 de febrero.
 
El consejo no se hizo en base al conocimiento previo sobre el virus Zika, cuya infección, a diferencia de otras infecciones por arbovirus, incluyendo el dengue y la chikungunya, causa una enfermedad bastante leve con fiebre, malestar general y, a veces, una erupción maculopapular, conjuntivitis, o ambas. Aproximadamente el 20% de las personas infectadas con el virus Zika desarrollan estos síntomas, y el resto son asintomáticos, con una mortalidad ínfima.
 
El consejo para declarar la EPSI  se hizo más bien sobre la base de lo que no se sabe acerca de las patologías de microcefalia, el síndrome de Guillain-Barré, y posiblemente otros defectos neurológicos, que fueron informados por representantes de países como Brasil, que los asociaban en tiempo y lugar con brotes de infección Zika. Los representantes de cuatro países (Brasil, El Salvador, Francia, y Estados Unidos) que han tenido brotes o importaciones del virus Zika, presentaron datos retrospectivos sólidos y convincentes acerca de un aumento de los trastornos neurológicos, sobre todo incidencia de microcefalia en recién nacidos, durante el período en que se produjo cada brote del virus Zika, sugiriendo una posible relación causa-efecto.
 
Las bases de la recomendación EPSI han sido tres:
 
1. Constituir un riesgo para la salud a otros países a través de propagación internacional.
 
2. La conveniencia de una respuesta coordinada, ya que se trata de algo inesperado, grave o inusual.
 
3. Implicaciones más allá del país afectado que puedan requerir una acción inmediata.
 
En cualquier caso, la recomendación de Emergencia fue acompañada por un amplio número de recomendaciones médicas y sanitarias concretas dirigidas a la prevención, tratamiento, búsqueda de vacunas, cooperación internacional, etcétera.
 
 
 
Más en:
 
http://goo.gl/uzGJEP