Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Las 60 horas de vida de Philae en el cometa 67P

Su llegada al cometa, como parte del gran experimento Rosetta, ha constituido un éxito extraordinario de la tecnología espacial europea. Su lenta caída, su rebote y su desgraciado desplazamiento a un lugar con escasa radiación solar han tenido tintes dramáticos

Las 60 horas de vida de Philae en el cometa 67P
Su llegada al cometa, como parte del gran experimento Rosetta,  ha constituido un éxito extraordinario de la tecnología espacial europea. Su lenta caída, su rebote y su desgraciado desplazamiento a un lugar con escasa  radiación solar han tenido tintes dramáticos. Su vida activa, si no se logra “resucitar”, habrá sido de tan sólo 60 horas, pero de una gran intensidad y rendimiento, proporcionando una información valiosísima que todavía se está procesando.Básicamente el equipamiento científico de la sonda consistió en tres sencillos instrumentos usuales en cualquier laboratorio analítico.
LA VIDA, ¿DE DERECHAS O DE IZQUIERDAS? La conocida por nosotros claramente es de izquierdas. Aclarémoslo. Las moléculas de la materia viva poseen abundantes átomos de carbono, que se pueden unir a otras zonas moleculares mediante cuatro enlaces. Si los 4 restos unidos a un átomo de carbono son diferentes entre sí ello hace que la misma molécula se pueda presentar en dos formas (estereoisómeros) que son imágenes especulares entre ellas (como la mano derecha respecto a la izquierda). Por ello, según sea su disposición especial, en dos estereoisómeros uno se clasifica como de la familia de derechas y el otro de la de izquierdas. En la vida que nosotros conocemos las moléculas orgánicas que presentan este fenómeno, como son los aminoácidos, pilares constituyentes de las proteínas, son de izquierdas. ¿Por qué? Es un misterio pero hace cuatro mil millones de años las moléculas del sistema solar aún estaban equilibradas, sin resolver, y sometidas a un fuerte bombardeo de asteroides y cometas. Philae, con el instrumento específico que posee, el COSAC, es capaz de distinguir la familia a la que pertenecen las moléculas del cometa, si son parecidas a las nuestras, y ello nos permitiría conocer mejor si los cometas tuvieron un papel importante en la química que desembocó en la aparición de la vida sobre la Tierra.   
 
RESTOS INTERNOS O EXTERNOS.. ¿De dónde proceden los cometas? La mayoría de los expertos opinan que los cometas se formaron a partir de la misma nebulosa que dio origen al resto del sistema solar. Serían restos internos. Pero otros piensan lo contrario,que proceden del exterior del sistema solar y, por ejemplo, los datos conocidos sobre el cometa Hale-Boop estarían más de acuerdo con esta posibilidad. Serían visitantes externos. En tal caso, ¿cuál podría ser su procedencia? Para darnos pistas al respecto la sonda Philae posee el instrumento  Ptolemy capaz de comparar las relaciones de diferentes isótopos de ciertos átomos de las moléculas del cometa. Como su procedencia es la misma, los átomos de la Tierra, el Sol o los asteroides presentan análoga composición de isótopos pero, en el caso de los cometas, si el origen es extrasolar habría diferencias de composición isotopica
 
 BOLAS DE NIEVE. En el caso del sistema solar el telescopio Hubble ha estudiado cometas en el cinturón de Kuiper, más lejano que Neptuno o la llamada nube Oort (10.000 veces más lejana) que parece contener grandes cuerpos helados ¿Y el cometa 67P? Otro instrumento de la Philae, el APXS, tiene como misión estudiar la composición de la composición elemental de las partes polvorientas del cometa para compararlas con las terrestres a fin de conocer más sobre su origen.
 
 Aunque la sonda Philae se haya apagado, posiblemente de forma permanente, demasiado pronto al descargarse sus baterías y no poder recargarse con la radiación solar, su corta vida de 60 horas ha proporcionado multitud de datos de gran interés, el primero de ellos el de que efectivamente pudo detectar moléculas orgánicas, con carbono, en la atmósfera del cometa. Todos los datos enviados por Philae serán analizados cuidadosamente y aún es pronto para obtener conclusiones definitivas, pero si está claro que la corta vida de Philae ha sido muy productiva científicamente.
 
Más en:
 
https://theconversation.com/explainer-what-philae-did-in-its-60-hours-on-comet-67p-34289