Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Misión Juno a Júpiter

Juno es una sonda espacial que forma parte del programa espacial New Frontiers de la NASA y está dedicada al estudio del planeta Júpiter. Fue lanzada el 5 de agosto de 2011 desde el Centro Espacial Kennedy, en Florida y Esta llegará a Júpiter el próximo 4 de julio

Juno es una sonda espacial que forma parte del programa espacial New Frontiers de la NASA y está dedicada al estudio del planeta Júpiter. Fue lanzada el 5 de agosto de 2011 desde el Centro Espacial Kennedy, en Florida y Esta llegará a Júpiter el próximo 4 de julio. Juno está viajando a una velocidad de aproximadamente 60.000 millas por hora (alrededor de 26,9 kilómetros por segundo) y actualmente está situada a más de 720 millones de kilómetros de la Tierra, y le restan unos 30 millones de kilómetros antes de entrar en órbita alrededor de Júpiter.
 
Juno dedicará al menos un año y medio a examinar el interior del planeta y su clima, pero algunos científicos están muy esperanzados en los que nos pueda decir Juno acerca de otros planetas mucho más lejanos, ya que se han descubierto cientos de planetas similares a  Júpiter orbitando a otras estrellas, pero los científicos piensan que esto es solo la punta del iceberg. Y no se ha podido aclarar todavía por qué algunos de ellos presentan órbitas apretadas alrededor de las estrellas madre y generan en ellos altísimas temperaturas, mientras que otros circulan en órbitas oblongas muy excéntricas, en contraste con nuestro Júpiter, con órbita relativamente circular y más distante.
 
A pesar de 400 años de observaciones telescópicas de Júpiter y 40 años de estudios con naves espaciales, todavía se sabe poco acerca de la historia de la formación del planeta y quedan misterios básicos por resolver, tales como si el planeta tiene un núcleo, cuál es su posible tamaño, y la cantidad de agua existente en el interior de Júpiter, Pero estas investigaciones serán sólo una parte de los esfuerzos de Juno para aprender más acerca de los componentes de Júpiter.
 
A diferencia de otras naves espaciales que han estudiado Júpiter, Juno está equipada con un radiómetro de microondas, instrumento que puede medir cómo el vapor de agua contribuye a la refracción de la atmósfera en frecuencias de microondas, para mirar más allá de la cima de las nubes y estudiar su contenido de agua y procesos climáticos.  Juno también puede medir los campos magnéticos y de gravedad de Júpiter con mayor precisión que su predecesor, Galileo, que estudió el planeta y sus lunas entre 1995 y 2003.
 
Más en:
 
http://goo.gl/9GqvQ3