Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Terapia génica: Linfoma, antisentido

Ciertos oncogenes, favorecedores de cánceres, codifican, a través de la producción de los correspondientes ácidos ribonucleicos mensajeros, ARNm, la producción de proteínas promotoras de la malignización. El enfoque de la terapia antisentido consiste en fabricar, en el laboratorio, pequeñas cadenas de ADN, complementarias de esos RNAm, a los que se unen específicamente e inutilizan. En el último número de la revista LANCET se dan unos primeros datos positivos obtenidos, en Inglaterra, con pacientes avanzados de linfomas no-Hodgkin, en los que un ADN específico antisentido pudo bloquear, con bastante eficacia, al ARN correspondiente a la proteína promotora cancerosa BCL-2, responsable de esa clase de linfoma.