Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Hígado bioartificial

Todos conocemos la existencia de unidades de diálisis, "riñones artificiales", para el tratamiento de enfermos renales. Con una finalidad parecida investigadores de la Universidad de Minnesota han desarrollado un hígado bioartificial, ya aprobado por la FDA para ensayos clínicos humanos, que puede realizar las funciones esenciales hepáticas: detoxicación de la sangre y regulación de glucosa, grasas y proteínas en la circulación sanguínea. Para conseguirlo han usado células hepáticas de cerdos situadas en un recipiente, suspendidas en un gel de colágeno. La sangre del paciente circula extracorporeamente, sin ponerse en contacto con las células de cerdo, con lo que se evitan los peligros de infecciones por virus que se han asociado a los xenotrasplantes.