Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Biorreactor hematopoyético

Los trasplantes de médula ósea son cada vez más indicados y necesarios para más situaciones patológicas. Una de sus varias limitaciones consiste en la conveniencia de disponer de suficiente número de células. Por ello, el desarrollo de una adecuada tecnología de los cultivos de médula ósea que capacitase la generación de un gran número de células hematopoyéticas humanas puede ser muy útil en aplicaciones clínicas, como tratamientos contra ciertos tipos de cánceres o el éxito de determinadas terapias génicas. Por ello es esperanzador que un equipo científico de la Universidad de Vancouver acabe de hacer público, en el número del 12 de setiembre de la importante revista Biotechnology, sus resultados positivos respecto al desarrollo de un nuevo biorreactor, mejor que los hasta ahora conocidos. Es capaz de operar durante cuatro semanas de tiempo, de conseguir expansiones celulares del orden de 20 veces la inicial y con posibilidades inmediatas de ser reproducido a gran escala.