Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Elicitinas fúngicas

Desde hace poco tiempo se sabe que ciertos hongos secretan unas toxinas, las elicitinas, que estimulan las defensas vegetales, sobre todo contra la acción de microorganismos. Se trata de unas proteínas que son reconocidas por las células de las plantas y tras ello se desencadenan una serie de complejos mecanismos moleculares, cuya naturaleza va conociéndose estos últimos años, que incluyen desde la autoinducción de fenómenos necróticos en las hojas afectadas, hasta el desarrollo de eficaces procedimientos de lucha contra los microorganismos. Ya se han determinado las secuencias de 8 diferentes elicitinas y se está intentando, mediante procedimientos biotecnológicos, transferir un gen modificado de elicitina directamente a una planta, para sumarlo a su genoma. La modificación del gen pretende lograr que se conserven todas sus propiedades, excepto la responsable del proceso necrótico.