Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Sustituto sanguíneo SFH-P

La Food and Drug Administration de Estados Unidos ha aprobado los planes de los laboratorios Northfield para comenzar los ensayos clínicos en fase II de su sustituto de sangre Poli SFH-P, fabricado a partir de hemoglobina polimerizada. Las pruebas se realizarán sobre pacientes con traumatismos para intentar compensar sus grandes pérdidas sanguíneas. En investigaciones experimentales realizadas sobre ratas traumatizadas, la supervivencia aumentó desde el 20%, cuando se usaron disoluciones salinas, hasta el 80% con la utilización de algunos tipos de sustitutos sanguíneos. Otra razón adicional para escoger a los pacientes traumatizados en los ensayos previstos radica en que las heridas tienen lugar usualmente en sitios en los que no hay sangre adecuada disponible.