Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Criaturas cuánticas

                                                                      En la teoría cuántica, un único objeto puede estar haciendo dos cosas distintas a la vez. Esta propiedad, conocida como “superposición”, es un estado muy delicado que se destruye al contacto con el mundo exterior. Los objetos más grandes que se han superpuesto hasta el momento son moléculas, ya que en los objetos mayores son enormes las interferencias debidas a las moléculas de aire y fotones. Pero el fenómeno de la “extrañeza cuántica” podría pronto invadir el mundo de los seres vivos, si es viable el esquema propuesto por el Dr.Oriol Romero-Isart, un físico catalán que trabaja en el Instituto Max Planck de Óptica Cuántica en Garching, Alemania junto con otros colegas alemanes y españoles. Según acaban de publicar, esperan conseguirlo con el virus de la gripe (que exhibe algunas propiedades de la vida) debido a que puede sobrevivir en el vacío, resolviendo el problema de las molestas moléculas de aire. Su esquema usa dos rayos láser cuya luz ejerce una sutil fuerza sobre la materia. Allí donde se cruzan los dos rayos se forma una “cavidad óptica” que mantiene al virus en el sitio. Ajustando la frecuencia de los rayos, puede hacerse que los fotones del láser absorban la energía de vibración del virus atrapado en su centro de masas hasta que se frene a su estado de energía más bajo posible. En este “estado base” el virus estaría listo para pasar a la superposición. El envío de un fotón láser hacia la trampa debería hacer el resto. Dado que un fotón es una entidad cuántica tiene más de una opción abierta. De este modo será reflejado y transmitido a la trampa, colocándola en una superposición, es decir que el virus debería estar haciendo dos cosas distintas a la vez

Más en: http://arxiv.org/PS_cache/arxiv/pdf/0909/0909.1469v1.pdf