Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Buenos

¿Podría ser más agradable ser bueno que ser malo?. Jordan Grafmanes es jefe de una sección de neurociencia cognitiva en el National Institute of Neurological Disorders and Stroke de Estados Unidos. Según sus investigaciones la virtud puede tener su propia recompensa ya que el comportamiento altruista también se relaciona con el sistema de recompensa cerebral y lo interesante es que este centro de recompensa responde más fuertemente cuando lo que uno da es mayor que lo que uno recibe.