Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

La ilusión del año

La ilusión del año
Ilustración :: ÁLEX

Se acaban de dar a conocer los premiados en la edición de este año. El lugar escogido para la concesión ha sido el Auditorio Filarmónico de Nápoles, con el auspicio de la Neural Correlate Society cuya misión es la de promover el interés público hacia la investigación y descubrimientso de las neurociencias. El evento estuvo patrocinado por la importante revista científica Scientist American. El Jurado de selección lo presidió Stephen Macknik, director del Laboratory of Behavioral Neurophysiology, del Barrow Neurological Institute de Arizona. El resto de miembros eran conocidos neurocientíficos del San Francisco Exploratorium  (Paul Doherty), de la Rutgers University ( Alan Gilchrist) y de Universidad de Padua  (Simone Gori). Revistas como Scientific American, Wired magazine, Forbes magazine, Wall Street Journal, etc. destacaron a periodistas especializados para informar del acontecimiento. ¿De qué se trataba?. De la 7ª edición del Concurso de la Mejor Ilusión del año (http://illusioncontest.neuralcorrelate.com).

ILUSIÓN Y CIENCIA
Las estrechas relaciones existentes entre ilusiones ópticas (o magia) y neurociencia son bien conocidas para la coproductora ejecutiva de la competición, Susana Martinez-Conde, una neuróloga gallega, actualmente directora del Laboratorio de Neurociencia Visual del ya citado Instituto Neurológico Barrows, en Phoenix (Arizona), donde investiga sobre la relación entre las experiencias visuales y las bases de la consciencia analizando  las actuaciones de magos e ilusionistas. La  doctora Martínez-Conde lleva más de una década en los Estados unidos pero sigue manteniendo estrechos lazos científicos con España, ya que colabora con grupos de investigación de A Coruña, Alicante, Murcia, Santiago de Compostela, Sevilla y Valladolid. Asimismo participan en cursos de doctorado impartidos en las universidades de Murcia, Pablo de Olavide de Sevilla y la Universitat de les Illes Balears.

En unas entrevistas que se le realizaron recientemente en el Wall Street Journal y la Agencia EFE, Martínez-Conde afirmaba que la colaboración entre magia y ciencia incrementará la velocidad de los descubrimientos en las Neurociencias, más aun en campos específicos como es el del conocimiento de las bases neuronales de la experiencia visual, a través del conocimiento de la naturaleza de las ilusiones visuales y cognitivas usadas por los magos, teniendo en cuenta que aunque recibimos la información del mundo exterior a través de todos nuestro sentidos esa información experimenta un proceso muy complejo a nivel cerebral y al final la experiencia consciente puede ser muy distinta de la realidad exterior.

Todo lo que experimentamos, frío, calor, miedo, memorias y recuerdos son fruto de impulsos electroquímicos en el cerebro, y determinar cuáles son las neuronas que sustentan esa experiencia es la gran cuestión actual. Por ello, si se consigue conocer cómo se traduce la magia en el cerebro, ello nos ayudaría a saber también cómo funciona la experiencia consciente o cómo se comunican las neuronas, y llegar a aplicaciones tales como la de que aunque exista un área cerebral dañada ésta se pudiese reemplazar con una prótesis neural siempre que sepamos exactamente lo que hay que reparar y cómo sustituirlo. Otros aspectos prácticos es la aplicabilidad de capacidades como la que usan los magos para modificar la atención y la conciencia del espectador con fines como conseguir canalizar la atención de los alumnos o aumentar la calidad de vida de pacientes.

RESULTADOS
Fue el conocido escritor y divulgador científico Isaac Asimov quien afirmó que posiblemente el hombre llegaría a desvelar los grandes enigmas del universo mucho antes que los de su propia mente. En buena parte, la doctora  Martinez-Conde se muestra de acuerdo con esa idea de que comenzamos a vislumbrar los caminos cerebrales pero que durante mucho tiempo aun continuará siendo un gran misterio. Así, aunque tenemos más de dos docenas de áreas en el cerebro dedicadas solamente al procesamiento de la información visual, apenas sabemos cómo funcionan las tres primeras y ello ni siquiera de un modo completo.

Tuvieron una gran repercusión mediática en revistas científicas unos experimentos que Martínez-Conde  realizó en Las Vegas con cinco de los más relevantes magos estadounidenses durante un congreso de la Asociación para el Estudio Científico de la Consciencia.  Como ejemplo de zonas de interés común se puede indicar el hecho de que algunos trucos de los magos se basan en que ellos creen que la atención del espectador se manipula de manera diferente dependiendo de si el movimiento de la mano del mago es curvado o rectilíneo. Así, cuando la atención del espectador ha de mantenerse durante toda la trayectoria del movimiento realizan un movimiento curvado con la mano, pero cuando desean que la atención salte del punto inicial al final, hacen un movimiento rectilíneo. Ello sugiere la posibilidad de que estos dos tipos de movimientos estén activando dos diferentes sistemas óculomotores en el cerebro, lo cual constituye un importante campo de investigación científica.

GANADORES
Pero volvamos al inicio, a nuestro concurso para la mejor Ilusión del año 2011. Los 10 finalistas escogidos por el jurado tuvieron que describir y realizar sus presentaciones en un tiempo máximo de cinco minutos. Los tres finalistas obtenidos de la preselección previa de 10 fueron escogidos por los votos del público y de un millar de científicos y artistas visuales. Los ganadores finales de este año fueron Jordan Suchow y George Álvarez, de la Universidad de Harvard, que han mostrado que cuando una imagen (o la retina) se está moviendo dejamos de percibir otros cambios que simultáneamente está sufriendo la imagen. Algunos ejemplos los habían publicado previamente en la revista Current Biology. En el caso que presentaron, aparecen al principio unos círculos fijos que cambian de color y que aparentemente dejan de hacerlo cuando se mueven circularmente alrededor de un punto central (se puede visualizar, junto con otros ejemplos semejantes en http://visionlab.harvard.edu/silencing/). El caso es importante en el contexto de descubrir como vemos los objetos estacionarios en un ambiente que sea móvil.

Los ganadores recibieron como trofeo uno diseñado por el conocido escultor italiano, Guido Moretti, pero de acuerdo con la naturaleza del acto los trofeos se trataban de ilusiones visuales, finalizando la ceremonia con una disertación y exhibición de magia a cargo del mago James Randi.