Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Leucemia mielogénica crónica

En una colaboración anterior nos referíamos al Quinoma, los genes que codifican para las quinasas. Un inhibidor de una tirosina quinasa, el mesilato de inasitibibo ha mostrado su eficacia contra esta enfermedad, con una toxicidad aceptable: Se estudiaron 1106 pacientes en fase crónica, la mitad de ellos sometidos a este tratamiento. El 99,4% tuvieron una respuesta hematológica completa. En el 97,2% la erradicación de la enfermedad fue completa tras 14 meses de seguimiento. Los resultados fueron incomparablemente mejores que los correspondientes al tratamiento convencional de interferón y citarabina.