Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Vacunas

Para prevenir el cáncer cervical existen una serie de recomendaciones: citología (prueba de Papanicolau), colposcopia e, incluso prueba de ADN en casos de alto riesgo de papilomavirus humano (PVH). Sin embargo, la realidad es que la mayor parte de las mujeres en que se da un cáncer cervical no se han sometido a ninguna prueba previa de detección masiva. De ahí la importancia de desarrollar vacunas. Existen 5 clases de PVH responsables de esta clase de cáncer. En el año 2002 se conoció que una vacuna desarrollada contra una de las cepas principales, el PVH-16, fue eficaz al 100%. Es un primer paso prometedor.