Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Anfetas

El MDMA también afecta a otros neurotransmisores, principalmente la noradrenalina y, en menor medida, la dopamina. Además, el MDMA preserva también los efectos estimulantes típicos de las anfetaminas, produciendo sensación de gran energía física, con aumento de la actividad motora (hiperactividad), bienestar general y euforia. Por ello, a mediados de los años 70, algunos psiquiatras usaron «éxtasis» en el tratamiento de la depresión.