Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

El primo de Rajoy, la Ministra Narbona y Julio Verne

Hace más de un siglo del fallecimiento del escritor de ciencia-ficción Julio Verne. Su recuerdo y sus obras aún perduran y su nombre adquiere hoy gran actualidad por hechos bien diferentes. Antes de fallecer, Julio Verne preparaba una obra bastante apocalíptica, con el título de LA INVASIÓN DEL MAR (1905), en la que contaba que, como consecuencia del cambio climático, Europa sería cubierta por las aguas procedentes del deshielo de los polos, lo que provocaría que el hombre volviese a sus formas de vida primitivas. Otra de sus obras más conocidas DE LA TIERRA A LA LUNA (1865), a la vez científica y satírica -ya que comienza como una sátira del estereotipo estadounidense de la época- fue un intento de describir, por primera vez, con minuciosidad científica, los problemas que hay que resolver para lograr enviar un objeto a la Luna.

CLIMA
Comencemos con el tema del cambio climático, tan de actualidad, incluso política, estos días. En todo el mundo no sólo los científicos, sino los políticos se han lanzado a una carrera de opiniones y predicciones contrapuestas. ¿Qué se puede decir seria, científicamente, al respecto?. En estas páginas nos hemos ocupado del tema insistiendo en la torpeza de hacer deducciones fáciles y también en la necesidad de actuar conscientemente preservando nuestro medio ambiente. Esta semana se publica en al revista SCIENCE una excelente investigación científica realizada mediante un análisis de retroalimentación elaborado por Gerard Roe y Marcia Bake que no se ha basado, como otras, en resultado de informaciones inadecuadas o de modelos más o menos discutibles. Han tenido en cuenta los datos de tres décadas de investigación con cómputo avanzado de un siempre creciente cuadro de investigadores, llegando a la conclusión científica de que aunque mejoren en el futuro los sistemas científicos de análisis utilizados no seremos capaces de realizar estimaciones precisas sobre la cuantía de la sensibilidad del clima debida a las influencias antropogénicas

¿Qué significa esto?. Aunque el IPCC, Panel Intergubernamental del Cambio Climático  ha afirmado que al doblarse las concentraciones preindustriales de dióxido de carbono el efecto incrementador sobre la temperatura media global será entre 2 y 4,5 grados, la investigación demuestra que el rango de variabilidad puede ser mayor y, lo que es muy importante, que no será posible lograr una mejor precisión debido a las características intrínsecas del propio sistema climático. Por ello, lo prudente es no especular demasiado sino tomar decisiones adecuadas de protección medioambiental, sin esperar a análisis y resultados más concretos, que posiblemente serán imposibles de tener. Es decir, ¡qué dejen de predecir los políticos… pero que actúen!.

Otra noticia sobre clima procedente también del mismo número de SCIENCE de esta semana. Al finalizar la última glaciación, hace unos 18.000 años, el gas metano fue el responsable principal del incremento de la temperatura. Según un equipo internacional de investigadores la descomposición de los sedimentos orgánicos de los fondos de los grandes lagos “termokásticos” asiáticos y americanos condujo a la emisión de hasta el 85% del total del metano emitido a la atmósfera con un efecto invernadero que contribuyó notablemente al deshielo posglaciar.

La última preocupante investigación, también relacionada con el clima se publica esta semana en NATURE. Un estudio de la Universidad inglesa de East Anglia muestra que, por razones aún sin aclarar totalmente, el volumen de dióxido de carbono que absorben los océanos se ha visto reducido en la última década, hecho que podría acelerar el efecto invernadero. Los investigadores llevaron a cabo un total de 90.000 mediciones en el Atlántico Norte, entre mediados de los noventa del siglo pasado y el 2005, utilizando buques totalmente equipados. Estos resultados son inquietantes ya que dentro de un tiempo, el océano podría saturarse con las emisiones de dióxido de carbono fruto de la actividad humana.

ATV
Segundo tema relacionado con Julio Verne. La estación Espacial Internacional (ISS), necesita una comunicación física frecuente con la Tierra. Como enlace vital con la Tierra, el ATV (Automated Transfer Vehicle) será el transportador automático encargado de ello, trasladando  combustible, alimentos, agua y equipos a la ISS. Más aún, una vez acoplado, el ingenio utilizará sus propios motores para corregir la órbita de la Estación, compensando así las pérdidas de altura regulares de ésta debidas al arrastre. Además, ayudará a evitar colisiones y a esquivar chatarra espacial. Al término de su misión, que durará cerca de seis meses, será cargado con desechos y se desintegrará al retornar a la atmósfera terrestre. El ATV será el primer vehiculo europeo en efectuar un encuentro y un acoplamiento automáticos con una estación espacial.

El primer ATV, se ha bautizado con el nombre de Julio Verne, en homenaje a su intuición predictiva, y viajará prontamente al espacio a bordo de un cohete Ariane 5. ¿Cómo está la situación?. Con algunos pequeños retrasos respecto a la primera fecha prevista, del 2007. El pasado mes de julio, a bordo del MN Toucan, desde el puerto de Rotterdam, se trasladó a su destino a Kourou, en la Guayana Francesa, no sólo el transportador (de 20 toneladas) sino hasta 400 toneladas de equipos y herramientas necesarios para su preparación.

La preparación, en varios países, y con diversos constructores ha durado más de tres años. En el centro de pruebas de la ESA en Noordwijk, Países Bajos, la nave Julio Verne ya pasó en 2006 por dos importantes pruebas de resistencia al entorno. La primera fue un ensayo acústico para verificar la capacidad de la nave para soportar los niveles de ruido que experimentará durante el lanzamiento. Después se realizó un ensayo de vacío térmico para verificar que Julio Verne, en estado activo, es capaz de soportar las duras condiciones del espacio exterior, con temperaturas extremas. También en otoño de 2006, en las mayores instalaciones de Europa para probar cascos de barcos, al Oeste de París, se ensayó con éxito la técnica del encuentro de Julio Verne.  La estrategia más compleja ha sido la de asegurarse de que el hardware y el software del ATV están preparados para todos los escenarios posibles, nominales y no nominales, con los que Julio Verne podría encontrarse durante su vuelo, lo que significó intensas simulaciones en la planta de RSC-Energía de las afueras de Moscú –donde se han manufacturado el mecanismo de atraque del ATV, el sistema para repostar combustible y la electrónica asociada. La campaña global de ensayos, finalizada a con éxito, sufrió retrasos importantes, ya superados, debido a problemas de la validación del GPS del segmento ruso. 

Los Centros de Control del ATV están ubicados  en Toulouse, Moscú y Houston lo que significa que, por primera vez en la era espacial, tres centros de control distribuidos por el globo deben trabajar coordinadamente.

El lanzamiento del ATV Julio Verne está previsto para principios de 2008 y en su interior transportará algunos ejemplares de las obras del escritor que le da su nombre.