Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Canup

Las recientes e importantes investigaciones de simulación realizadas por este investigador demuestran que más del 80% de la composición de la Luna procede de las zonas externas del objeto impactante que no colisionaron directamente con la Tierra sino que tras el impacto inicial se alejaron de la misma situándose en órbitas estables gravitacionalmente desde las que se produjo el fenómeno de condensación correspondiente.