Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Células de combustible

Los resultados de una reciente investigación podrían ser de gran utilidad en el futuro en la industria automovilista, cuando se desarrollen las células de combustible para su uso práctico. Un equipo investigador dirigido por el Dr. Toshio Suzuki ha conseguido un gran avance tecnológico, mediante la realización de múltiples diminutos agujeros en el ánodo de las células de combustible de óxido sólido, consiguiendo incrementar su rendimiento y, sobre todo, consiguiendo disminuir en 100º C la temperatura de operación, bajándola de 700ºC a 600ºC., lo que se traducirá en disminuir posibles complicaciones operacionales así como conseguir una vida media mucho mayor de estas células, pudiendo utilizar en su fabricación materiales más convencionales que los usados hasta ahora, fundamentalmente níquel y zirconia.