Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Sueño

Desde el punto de vista biológico el fenómeno de sueño humano y su regulación presenta todavía un gran número de incógnitas por aclarar, pero durante los pasados diez años se ha comprobado que esa regulación es un fenómeno con mecanismos muy conservados a través de las diferentes especies. Por ello, no es de extrañar que el estudio del sueño de las moscas pueda ayudarnos a conocer el sueño en los humanos. Ya tenemos un cierto conocimiento de la identificación de algunos genes que regulan el sueño así como también de que el sueño es capaz de regular la expresión de otros genes en el cerebro. Este tema, junto con el de la esquizofrenia, es tratado con profundidad en el número de este mes de la revista NATURE REVIEWS IN NEUROSCIENCE por la investigadora de origen italiano Chiara Cirelli. En resumen, tanto en las moscas, en los ratones como en el hombre,  hasta diez genes están ligados a desórdenes del sueño o se ha comprobado que lo afectan fuertemente, clasificándose en cuatro categorías funcionales principales: regulación circadiana, neurotransmisión, canales iónicos y vías moleculares de señalización.