Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Edgar Allan Poe

Hace 150 años moría este gran poeta en un hospital de Baltimore con el estigma, desde entonces, de que la causa de su muerte se debió al abuso del alcohol o de las drogas. Uno de los sonetos de Poe se tituló A LA CIENCIA. En justa compensación, la Ciencia acude ahora a limpiar su memoria. El reexamen cuidadoso de todos los datos existentes sobre los últimos días del escritor ha sido materia de un seminario sobre diagnósticos difíciles. La conclusión alcanzada, con el estudio anónimo de su historia clínica, es que el paciente E. A. P. murió realmente como consecuencia de la rabia contraida por la mordedura accidental inadvertida de un perro.