Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Cajal: Patriota

Cajal siempre mostró un gran espíritu patriótico, que lo fundió con el científico, al escribir: "Las dos grandes pasiones de un hombre de Ciencia son el orgullo y el patriotismo. Trabajan sin duda por amor a la verdad, pero laboran aun más en pro de su prestigio personal o de la soberanía intelectual de su país. Soldado del Espíritu, el investigador defiende a su patria con el microscopio, la balanza, la retorta o el telescopio".