Ciencia y salud

Por José Antonio Lozano Teruel

Deshidratación: Bebidas

Cuando se realiza un ejercicio intenso, con abundante producción continuada de sudor, es una idea equivocada que las pérdidas de sales producidas por la sudoración deben ser compensadas por la ingestión abundante de sal (cloruro sódico). Efectivamente, el sudor contiene fundamentalmente iones sodio, iones cloruro, iones zinc, etcétera, pero sus concentraciones en el sudor son menores que las concentraciones en el plasma. La abundante sudoración, en realidad, lo que hace, por la gran pérdida de agua, es aumentar las concentraciones plasmáticas de sodio y potasio. En tales condiciones, la toma de cloruro sódico puede determinar un incremento relativo de sodio y una pérdida de potasio que, a su vez, en ambientes calurosos conduzca a un golpe de calor. Lo recomendable en el ejercicio físico, acompañado de excesiva deshidratación, es simplemente ingerir medio litro de agua sola o de agua con glucosa por cada medio kilo de peso perdido.